Champix

Todos los hombres que han estado fumando saben que difícil es dejar esa mala costumbre. Champix se ha convertido en uno de los métodos más eficaces e innovativos para dejar de fumar sin reacciones adversas y no volver a tener ganas de fumar de nuevo. Según los datos oficiales alrededor de la mitad de la población masculina tiene esta dependencia.

El componente principal de Champix es vareniclina. Se relaciona con receptores α4β2 n-colinérgicos del cerebro, en relación con los cuales es un antagonista parcial (pero menos fuerte que la nicotina) y también es antagonista con la presencia de la nicotina.

La vareniclina también fue eficaz para dejar de fumar cuando se usó nuevamente en pacientes que previamente habían dejado de fumar con vareniclina. La vareniclina también fue eficaz en la elección de la propia fecha para dejar de fumar del paciente (curso flexible de administración).

La vareniclina fue eficaz para dejar de fumar en pacientes con EPOC, incluido el seguimiento a largo plazo (52 semanas desde el inicio del tratamiento), los pacientes cardíacos con enfermedades cardiovasculares agudas y crónicas (incluido el hospitalizado con síndrome coronario agudo – angina inestable e infarto de miocardio con elevación del ST), como para el cese completo, y para reducir el número de cigarrillos fumados. Se demuestra la eficacia y seguridad del uso de vareniclina para dejar de fumar en pacientes con enfermedades psiquiátricas en la historia.

Indicaciones y contraindicaciones de Champix

Indicaciones de Champix:

  • remedio para dejar de fumar en adultos mayores de 18 años

Las contraindicaciones de las pastillas son:

  • enfermedad renal en etapa terminal;
  • hipersensibilidad a cualquier componente de la droga;
  • embarazo;
  • periodo de lactancia;
  • menores de 18 años.

El abandono del hábito de fumar, con y sin la terapia con Champix, se acompaña de varios síntomas, en particular, disminución del estado de ánimo y disforia, insomnio, irritabilidad, disgusto y enojo, ansiedad, concentración disminuida, disminución de la frecuencia cardíaca, aumento del apetito o aumento de peso.

champix

Al desarrollar los examenes clínicos de Champix y durante el análisis de sus resultados, no se hizo distinción entre los efectos adversos, posiblemente relacionados con el uso del fármaco en investigación y en realidad relacionados con el síndrome de abstinencia de la nicotina. Las reacciones adversas se basaron inicialmente en una evaluación de los estudios de registro y se complementaron con datos de 18 estudios de registro y postcomercialización controlados con placebo, que incluyeron aproximadamente 5,000 pacientes que tomaron vareniclina.

De acuerdo con los resultados de los estudios clínicos, las reacciones adversas generalmente aparecieron en la primera semana después del inicio del tratamiento, como regla general, fueron leves o moderadamente pronunciadas y su frecuencia no dependió de la edad, raza o sexo del paciente.

Lo que se refiere a las propiedades farmacológicas y los datos clínicos, la vareniclina no tiene interacciones farmacológicas clínicamente relevantes. No se requiere ajuste de dosis de vareniclina o los medicamentos que se enumeran a continuación con uso simultáneo.

La probabilidad de un tratamiento farmacológico exitoso para dejar de fumar aumenta en los pacientes que están motivados para dejar de fumar, todos aquellos que tienen ganas de dejar esta costumbre mala para empezar a tener una vida saludable.

Inicialmente, el paciente debe seleccionar una fecha de cesación. El tratamiento con Champix generalmente debe iniciarse 1–2 semanas antes de la fecha seleccionada. La duración total del tratamiento debe ser de 12 semanas. A los pacientes que dejaron de fumar con éxito al final de la 12ª semana de tratamiento se les recomendó un curso adicional de 12 semanas de tratamiento con vareniclina a una dosis de 1 mg 2 veces al día para ayudar a dejar de fumar.

Para los pacientes que no pueden o no desean dejar de fumar abruptamente, se puede considerar un enfoque gradual con la terapia con vareniclina. En este caso, reduzca la intensidad del hábito de fumar durante las primeras 12 semanas de terapia, con el cese completo del hábito de fumar al final de este período. Después de eso, los pacientes deben tomar vareniclina durante otras 12 semanas, para que el período de tratamiento en total de 24 semanas.

Los pacientes que tienen la motivación adecuada, pero que no han podido dejar de fumar durante el curso previo de tratamiento con vareniclina o que, después de completar con éxito el tratamiento, recaen, pueden someterse a un curso repetido de tratamiento con vareniclina, siempre que se hayan establecido las razones del fracaso del primer intento y se hayan tomado medidas para eliminarlos.

Es posible reducir la dosis a 0,5 mg dos veces al día, temporal o permanentemente, para pacientes que no toleran tomar Champix debido a las reacciones adversas.

En general no se requiere ajuste de dosis del medicamento Champix en pacientes ancianos. Las personas mayores tienen más probabilidades de tener una función renal reducida, por lo que es recomendable evaluarla antes de comenzar el tratamiento.

Los cambios fisiológicos que ocurren después de dejar de fumar con o sin la terapia con vareniclina pueden afectar la farmacocinética o farmacodinamia de algunos medicamentos, que pueden requerir un ajuste de la dosis (por ejemplo, teofilina, warfarina e insulina). Debido al hecho de que fumar induce una isoenzima CYP1A2, dejar de fumar puede provocar un aumento en la concentración de sustratos de esta isoenzima en el plasma sanguíneo.

Con la invención de las pastillas para dejar de fumar Champix apareció una oportunidad de reducir el número de personas que mueren por fumar. Cada año, el hábito lleva alrededor de 3 millones de vidas.

De tal modo comprar Champix será una decisión correcta si quiere tener una vida larga y saludable.




Última actualización: 2019-09-18