¿Cómo diagnosticar la disfunción erectil?

Para determinar si la disfunción es un problema, el examen del paciente tiene que incluir la historia médica y física. En particular es importante evaluar todas las posibles señales que pueden estar relacionados con los problemas de la salud sexual masculina.

Existe una conexión fuerte entre la disfunción y la eyaculación precoz, cada tercer hombre con disfunción también sufre del segundo problema. La relación entre la impotencia y eyaculación precoz son bidirectionales, por lo que el tratamiento exitoso de uno de los problemas requiere tratamiento del otro también.

Las preguntas relacionadas con la salud sexual que pueden ayudar al médico tienen que estar enfocadas en los siguientes asuntos:

  • ¿Cuánto tiempo lleva teniendo problemas con la erección y si han empezado de repente o poco a poco?
  • ¿Con qué frecuencia tiene relaciones sexuales actualmente y con que frecuencia las tenía en el pasado? ¿Tiene dificultades con la penetración y pérdida de erección durante el acto sexual?
  • ¿Como puede describir la fuerza de sus erecciones (de 1 a 10)? ¿Sus erecciones pueden variar dependiendo de algunas circunsancias, como cambio de pareja sexual, estimulación oral o masturbación?
  • Tiene erecciones por la mañana y por la noche. Si las tiene, como puede describirlas (de 1 a 10)?
  • ¿Está experimentando cambios en el deseo sexual, excitación, eyaculación y orgasmo?

Una vez que se han revisado las preguntas relacionadas con la queja eréctil específica, se deben evaluar preguntas adicionales relacionadas con el historial médico y los factores psicosociales. En particular, estos incluyen los siguientes:

  • síntomas que pueden caracterizar tales enfermedades como diabetes, enfermedad vascular periférica, insuficiencia hepática o renal crónica, enfermedad neurológica;
  • la lista completa de los medicamentos que esta tomando;
  • hacer un cuestionario sobre las relaciones del paciente con el tabaco (si fuma ahora, o ha fumado, cuanto tiempo estuvo fumando o lo está haciendo etc.);
  • el historial de la cirugía o radioterapia;
  • si el paciente haya tenido traumatismo genital pélvico, perineal o de la médula espinal;
  • calidad de las relaciones matrimoniales o de pareja y cuales son las expectativas de ambas partes.
como-diagnosticar

Después de la revisión del historial médico, las características más destacadas del examen físico deben incluir lo siguiente:

  • una evalución general del estado de salud del paciente al igual que las características sexuales secundarias prestando atención a la gynecomastia y pérdida de cabello;
  • el examen vascular periférico que incluye la palpación de los pulsos de las extremidades inferiores al igual que la auscultación de soplos en las partes abdominal y femoral.
  • el examen neurológico detallado que incluye la inestabilidad postural con todos los cambios en la presión arterial, extremidad distal y las reflexiones;
  • una revisión de los órganos genitales teniendo en cuenta el tamaño testicular;
  • el examen rectal para evaluar la próstata;
  • la revisión abdominal para buscar las masas de organomegalia u otros signos de enfermedad hepática o renal;
  • la evaluación de las habilidades del paciente para practicar el deporte (el estado de los pulmones y el corazón).

¿Es posible que la pareja del hombre detecte si tienen problemas con la erección?

La mayoría de las parejas de los hombres saben que es lo normal para sus parejas y que es lo que hay que esperar del acto sexual. Es algo que se puede detectar si las relaciones son duraderas y ya se puede entender si es un problema temporal o que está desarrollando la disfunción.

Si su pareja tiene síntomas de la disfunción eréctil es importante hablar sobre el asunto y juntos tomar la decisión sobre el tratamiento ya que es un problema que afecta a ambas partes y las relaciones en general.

Es algo serio ya que la vida sexual forma parte inseparable de la satisfacción de la vida y en caso de que tales problemas como la disfunción no se traten, puede tener consecuencias para la salud masculina y causar problemas en las relaciones o incluso influir en la ruptura de la pareja.

Si aparecen algunos de los síntomas de la disfunción eréctil, es necesario realizar el diagnóstico y una serie de medidas terapéuticas. En este caso se nesecita junto al especialista componer un sistema de la prevención de la impotencia. El diagnóstico puede realizarse en varios etapas:

1. Determinar las quejas del paciente. En la primera etapa el doctor tiene que hacer las preguntas al paciente sobre sus problemas de la vida sexual. Los síntomas de la impotencia se averiguan gracias a las preguntas especiales que ayudan a distinguir problemas temporales del inicio de la disfunción. Después de analizar las respuestas, se podrá elegir los métodos y remedios más apropiados para su caso.

2. Exámen psicosocial. Una gran importancia en el diagnóstico del trastorno sexual tiene el analisis del estado psicológico del paciente. El doctor tiene que averiguar que relaciones tiene el paciente con su pareja y que reacción tienen ambos a lo que se refiere a la disfunción masculina. Un tratamiento eficiente no puede recetarse sin definir el estado psicológico del hombre y posibilidad de tener periodos de depresión. En estos casos la terapia más efectiva va a consistir en consultas con el neurólogo o psicoterapeuta.

3. Estudio del historial médico. Un 21% de los casos de la disfunción depende de un tratamiento constante con medicamentos o cirugía. El estudio del historial es necesario para detectar los datos que pueden influir en el cuerpo del hombre. También en el historial se puede encontrar toda la información sobre los malos hábitos, enfermedades crónicas o sistemáticas, tratamiento con diferentes medicamentos y sobre la posible radioterapia en los órganos pélvicos.

4. Realizar el examen físico. Durante la consulta el médico tiene que evaluar el físico del paciente, prestando especial atención a las características sexuales secundarias del hombre. Uno de los metas principales es detectar los problemas que estan relacionados con la función tiroidea anormal (síntomas de alopecia, cambios de la frecuencia de pulso, problemas con la piel). El examen físico de los órganos genitales externos muestra el estado del escroto y los posibles cambios en la forma del pene. Este estudio ayuda a detectar las causas de la aparición y el nivel de gravedad de la disfunción.

5. Pruebas de laboratorio. El diagnóstico de la disfunción eréctil consiste en medir la presión arterial en los vasos del pene, realizar ecografía y diagnóstico radioisotopo. El método más efectivo para detectar los síntomas de la impotencia consiste en observación de las erecciones nocturnas espontaneas. Su duración suele durar no menos de 20% del total del sueño. Este porcentaje de las erecciones con la rigidez reducida aumenta con la edad.

Una vez que se haya completado el historial sexual y médico completo, no se deben realizar estudios de laboratorio apropiados. Pruebas de laboratorio sofisticadas rara vez son necesarias.