¿Qué síntomas tiene la disfunción erectil?

Los primeros síntomas de la disfunción pueden aparecen en 30% de los hombres de edad de 18-59 años. Los primeros rasgos de la impotencia se caracterizan por varios síntomas de los trastornos sexuales.

El primer síntoma que es el más importante es la ausencia de la erección no sólo la sexual, sino también la mañanera y nocturna. En casos cuando no aparece la erección antes del acto sexual, pero si que está presente la de la mañana o noche eso significa que probablemente el carácter de la impotencia son causas psicológicas.

Otro de los síntomas de la impotencia es la reducción de la rigidez y la frecuencia de aparición de las erecciones. También incluye el problema de tener el pene no lo suficientemente duro durante el acto sexual. En este caso la impotencia puede ser la causa de los trastornos hormonales, vasculares, problemas neurogénicos y otras causas orgánicas.

Cuando la fuerza y la frecuencia de las erecciones cambia y empieza a afectar la satisfacción, su pareja puede empezar a notar las primeras señales de que el hombre está experimentando problemas sexuales.

Uno de los primeros rasgos que describen la disfunción eréctil es la eyaculación precoz que consiste en la liberación incontrolada del líquido seminal, que se producen en el momento de comenzar el acto sexual o incluso antes. La causa de esta disfunción tiene el carácter orgánico y suele estar relacionado con los problemas vasculares.

A pesar de la prevalencia de las causas orgánicas de la impotencia, la mayoría de los trastornos sexuales dependen de los factores psicológicos no agradables.

Si el hombre nota que tiene alguno de estos síntomas, tiene que ir al médico para averiguar las causas de la disfunción y escoger los métodos más convenientes para el tratamiento de la disfunción eréctil.

La disfunción es una enfermedad que en 95% de los casos si el tratamiento ha empezado a tiempo, el paciente puede curarse completamente. La prevención de la impotencia incluye tener una vida sana, no abusar de alcohol y tabaco, tener relaciones sexuales permanentes (sin cambiar de pareja frecuentemente, y no tener periodos de abstinencia prolongada).

Antes de empezar a tomar cualquier tipo de medicamentos para tratar la impotencia, es necesario tener una cita con el doctor. El doctor tiene que ayudarle a resolver las dudas sobre su problema y ayudar a elegir el mejor tratamiento. A veces tomar medicamentos durante un periodo corto puede ayudar a disminuir o incluso hacer desaparecer el problema del trastorno.

Si el problema no desaparece, esto puede ser la como primer aviso de que tiene alguna enfermedad más seria, como enfermedad de la arteria coronaria o diabetes.

sintomas

La visita a su médico de cabezera es una buena opción si tiene algunos problemas sexuales. Tiene que visitarle en tales casos:

  • Tiene inquietudes acerca de sus erecciones o experimenta otros problemas sexuales, como eyaculación precoz o tardía;
  • tiene diabetes, problemas de corazón o cualquier otro problema con la salud que puede estar vinculado con la disfunción erectil;
  • tiene otros síntomas relacionados con problemas de erección.

6 síntomas principales de la disfunción eréctil

Los seis síntomas más comunes de la disfunción eréctil son:

1. Dificultad para conseguir una erección.

2. Erecciones más débiles.

3. Erecciones que no duran lo suficiente para tener relaciones sexuales que puedan satisfacer a ambas personas.

4. Cambio en el ángulo de se erección.

5. Menos erecciones que antes.

6. Reducida la sensibilidad del pene.

Posibles síntomas de la impotencia

Otros síntomas que pueden estar relacionados con la disfunción son:

  • eyaculación retardada;
  • imposibilidad a eyacular;
  • reducción de la libido;
  • disfunción en los músculos del suelo pélvico;
  • bajo nivel de testosterona;
  • fracturas de pelvis (u otros traumas);
  • falta de excitación después de suficiente estimulación

La disfunción eréctil no sólo consiste en obtener la erección. El hombre puede tener la erección pero sufrir de algunos síntomas de la disfunción.

Los síntomas de la disfunción eréctil pueden variar dependiendo de la edad, actividad sexual, estilo de vida, las costumbres diarias de cada hombre. Como cualquier proceso que cambia en el cuerpo, las erecciones con la edad pueden ser menos fuertes o durar menos tiempo.

También es algo normal que a veces el sexo no es la cosa más importante. El estrés diario, preocupaciones, rutina, problemas con salud y ausencia de relaciones serias pueden reducir el deseo sexual y como consecuencia las erecciones. No lograr tener erección de vez en cuando no significa tener disfunción erectil.

Pero si empieza a notar la ausencia de erecciones más tiempo de lo normal es importante ir al médico para descubrir las causas. Existen diferentes métodos de tratamiento de la disfunción, por eso su doctor descartará si su DE se debe a una condición médica subyacente y acordará el curso de acción apropiado y los siguientes pasos que tendrá que hacer en su tratamiento.

La disfunción erectil puede ser un aviso previo de aparición previa de problemas serios con la salud como enfermedades de corazón. Bajo nivel de testosterona, diabetes, colesterol alto y alta presión sanguínea son las enfermedades que pueden estar causadas por la disfunción. Por eso no espere a que la situación cambie, especialmente si los síntomas empeoran.

La disfunción es un problema común de muchos hombres, pero la diferencia consiste en que los síntomas pueden diferenciar en cada caso concreto. Un hombre puede no estar dispuesto a mantener la erección durante un periodo de tiempo, mientras que otro podrá tener la incapacidad completa de llegar a tenerla. De todas formas, la clave para recuperarse de la disfunción consiste en reconocer las primeras señales y en seguida obtener la ayuda.

A veces no tener erección puede considerarse como una parte normal de la vida. Pero si su habilidad a tener erecciones es impredecible, o sea no puede lograr a tenerla simpre cuando desea tener sexo, eso puede ser uno de los síntomas de la disfunción, aunque es capaz de tener la erección de vez en cuando.

La disfunción puede estar relacionada con el estrés, hormonas, el sistema nervioso, tono muscular, circulación, el bienestar emocional y otros factores. La excitación sexual es una función del cuerpo que es mejor no dejar pasar por alto, por eso si tiene problemas con la excitación durante un periodo prolongado, es por su bien ir a la consulta médica.

Algunos hombres no logran llegar a tener erección del todo, lo que puede estar relacionado con los sentimientos de angustia, culpa, vergüenza, timidez u otras emociones difíciles.

Si se encuentra en una situación similar puede empezar a sentir inabilidad a tener sexo, lo que va a llevar a tener problemas con su pareja y afectar su autoestima y reducir la percepción de las buenas emociones de la vida.




Última actualización: 2019-08-07